Déjame decirte lo que no te voy a ofrecer…



No te voy a dar la solución a tus problemas.


Conoces tu vida mejor de lo que nunca podre lograr conocerte a ti. Y además, solo serviría para crearte una inconveniente dependencia hacia mi.



Lo que pretendo hacer es acompañarte en la travesía hacia la confianza en ti mismo/a.

Aunque antes de llegar a ese puerto fluctuaremos por varias etapas, algunas de las cuales pueden ser un reto y de eso se trata realmente, retarse para avanzar.



La relación terapéutica es un viaje y no hay que entrar en ella esperando superarlo después de la primera sesión.


La relación terapéutica se basa en el 'ser' más que en el 'hacer', es más que usar palabras bonitas para atraer clientes.


Se trata de vivir la experiencia y para que la conozcas (tengas la experiencia)  puedo ofrecerte una sesión gratuita. Así, los dos tendremos la oportunidad de descubrir si podemos trabajar juntos.


Es importante que sepas que estudios y formación tengo, pero, lo más importante es que experimentes.  los estudios no  garantizan que un profesional pueda ayudarte. Como decimos en psicoterapia, hay un terapeuta para cada cliente.


 

Si no estás seguro/a sobre la terapia por Skype, déjame confesarte que yo tuve las mismas dudas antes de decidir realizar mi práctica como psicoterapeuta  por este medio. 



Desde la primera sesión, me di cuenta de que era capaz de darle al cliente o usuario lo mismo que presencialmente. Me di cuenta de que juntos éramos capaces de crear la misma buena onda que en una sala terapéutica presencial. 



Ayúdame a ayudarte.



image3